lunes, enero 30, 2012

Feel it (of course we fucking do)

Cuanto más lo escucho, más me gusta The Brian Jonestown Massacre: versátiles, prolíficos, genuinos, exhuberantes... Aunque desde la perspectiva humana el grupo se erige en una auténtica pesadilla autoinflingida dado el carácter intratable -¿autodestructivo?- de su líder, Anton Newcombe, su apabullante talento musical fluye sin estar sometido a ningún condicionante ni cortapisa. El desprecio, consciente o inevitable, por el éxito parece su seña de identidad, lo que resulta chocante dada la abundancia de gemas incontestables contenidas en su discografía. No sé, uno diría que la paradoja es su seña de identidad.



El tema se titularía algo así como: Sentidlo (pues claro que lo hacemos, no te jode).

Y, en efecto, yo apostaría porque este año 2012 será cuando por fin también a nosotros nos toque sentirlo, ¿o no?

4 comentarios:

Blue dijo...

No lo creo. Tienen que darse dos circunstancias: que estemos con el agua al cuello (probable) y que alguien haga olas (imposible).
;-)
Saludos.

Pelayo dijo...

Enhorabuena,Enhorabuena,Enhorabuena,Enhorabuena,Enhorabuena... buen trabajo... y ni se te ocurra dejarlo, ni aflojar siquiera... es una orden.

En serio.
Gracias por lo que haces.
Pelayo

Lucas dijo...

Brian Jonestown Massacre es un grupo grandioso. My bloody underground y Their Satanic Majesties Second Request son dos peazo discos.
Un saludo.

Il Gatopando dijo...

!Un brindis a tu buen gusto, Lucas, y al repertorio de The Brian Jonestown Massacre!