lunes, febrero 11, 2013

Un Congreso de los Diputados blindado

Mañana, 12 de febrero, se debate en el Congreso la Iniciativa Legislativa Popular promovida por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca que ha reunido 1,400.000 firmas. En ella se solicita la dación en pago -la devolución de la casa al banco salda la deuda- con efectos retroactivos y la promoción del alquiler social a fin de faciliar el alojamiento a quienes tienen problemas para acceder a una vivienda.

La iniciativa se presentará porque el PsoE en el último momento ha retirado una suya, haciéndola así un hueco. Si no, hubiera necesitado tres meses adicionales antes de ser presentada en el Congreso. En cualquier caso, el Partido Popular ya ha adelantado que la rechazará argumentando que dicha iniciativa está "obsoleta". En otras palabras, según los populares el esfuerzo ciudadano llevado a cabo ha sido un ejercicio estéril, un brindis al sol.

Cabe pensar que esa "obsolescencia" a la que ahora se alude es producto de la complejidad que ofrece un proceso dirigido a recabar más de un millón de firmas por parte de asociaciones de reducido tamaño que en gran medida funcionan gracias al altruismo y voluntarismo de sus integrantes. Nada que ver, por tanto, con las grandes maquinarias de los partidos engrasadas con dinero público y solo ellos saben con qué más.

A nadie se le escapa que si los partidos políticos han decidido movilizarse con el asunto de las hipotecas ha sido en gran medida gracias a la presión creada por los movimientos ciudadanos. Mientras no sintieron la presión, nada hiceron al respecto, ni PP ni PsoE en la legislatura anterior. Por ello, resulta insultante el desprecio con que se recibe ahora una iniciativa que ha sido sacada adelante con tanto esfuerzo, más aún por parte de un partido que se autodenomina "popular" (sic).

Mientras aguardamos, por tanto, a conocer las características y el verdadero alcance de la medida que el gobierno pretende aprobar -nada hace tener grandes expectativas-, lo que la situación pone de relieve es el blindaje -en esta ocasión aderezado con desdén- de nuestro Congreso hacia las iniciativas de raíz ciudadana. Cualquier manifestación que pretenda alentar la soberanía popular viene cercenada de raíz -solo una de las noventa y tantas iniciativas legislativas populares presentadas durante los treinta años de democracia ha sido admitida a trámite-.


El mensaje, por tanto, parece claro: nuestra responsabilidad ciudadana como demócratas se limita a encestar el sobre en la urna cada cuatro años. De todo lo demás, ya se encargan ellos. Con las trágicas consecuencias que hoy todos comprobamos... ¿Hasta cuándo?     

7 comentarios:

Octavillo dijo...

"Hasta cuándo?", preguntas. Pues hasta que esas 1.400.000 firmas recogidas, más otras tantas personas
o más, nos agrupemos alrededor de Ada Colau y luchemos de verdad, sin decaer, por defender lo que consideramos justo, hasta obtenerlo. Costará mucho esfuerzo, por supuesto, pero el ejemplo de esta mujer, que lleva cuatro años dando el callo, debe animarnos.
Se habla mucho en los foros, pero se hace muy poco.
Venga ! La abulia se acabó ! Manos a la obra !

Blue dijo...

Hasta cuando ellos quieran.
Aflojan de vez en cuando y hacen que escuchan. Saben que con una dosis de esas cada cierto tiempo ya estamos tranquilos.
Saludos.

Larser 1 dijo...

M.Pérez Oliva, en su página "El discurso del camaleón" hace un comentario que me ha dado que pensar :" El discurso cínico no busca ocultar la realidad, sino ocultarse.
No le importa que se descubran sus falsedades, sus ambigüedades. Lo que busca es aniquilar, destruir la capacidad de reacción."
Los ciudadanos ¿ vamos a quedarnos sin capacidad de reacción "hasta cuando ellos quieran " ?
Yo,al Congreso, aunque esté blindado !

Carlos Ballester dijo...

Hay que ocupar la red, hay que ocupar la calle, las banderas en casa, en el balcón...

Inma dijo...

¿Es acaso un Decreto?. No, pues a callar, que d. mariano no atiende a otras iniciativas legislativas...que para eso tiene mayoría y hará uso de la misma hasta que no le votemos/botemos.
saludos

Anónimo dijo...

SÍ SE PUEDE !!!!

ADA COLAU, ADELANTE, ESTAMOS CONTIGO !

SÍ SE PUEDE !!!!!!!

Il Gatopando dijo...

Aunque la admisión a trámite de la ILP aún no garantiza nada y puede ser una maniobra de distracción por parte del PP con la esperanza de que se diluya la presión popular, lo que sí quedó ayer claro es que la movilización ciudadana fuerza al poder cuando menos a tener que posicionarse ante ella de modo que pierde la iniciativa. Algo es algo.

Hoy contamos con una razón más, tangible, real, para apelar a un incremento de la movilización ciudadana ante las instituciones a fin de influir en nuestro destino.