domingo, diciembre 29, 2013

Apagón 30D, contra el oligopolio eléctrico

Es evidente que el sector eléctrico en España está constituido en un oligopolio: Iberdrola, Endesa y Gas Natural lo controlan casi en su totalidad.

Es evidente que los máximos mandatarios españoles, los grandes valedores del oligopolio político -el bipartidismo PP-PsoE-, y quienes han marcado las líneas maestras de su gestión, una vez concluidos sus mandatos se pasaron a la defensa del oligopolio eléctrico. No deja de ser curioso, por cierto, cómo esos expresidentes que copan las portadas de los medios cuando nos prodigan consejos, y lo hacen a menudo, callan y miran para otro lado ahora que son los desmanes de las eléctricas que les pagan tan generosamente los servicios prestados los que copan las mismas portadas.



Es evidente que sin una movilización ciudadana la actual deriva en la que está sumido el país conocerá altos y bajos pero, en última instancia, se revelará inexorable.

Es por ello que, siguiendo la iniciativa de la organización de consumidores, Facua, mañana, 30 de diciembre, a las 19 horas apagaré la luz para protestar contra el constante incremento en el precio de la electricidad desde la fraudulenta liberalización del mercado y para denunciar el abuso al que como consumidores nos somete el oligopolio eléctrico con la connivencia de la clase política.

Hoy, en el actual sistema de representación democrática, completamente perverso y viciado por quienes son sus máximos beneficiarios, nuestro poder, más que como votantes, reside en nuestra condición de consumidores. Y ya va siendo hora de que nos concienciemos, nos coordinemos y empecemos a utilizarlo. Si no es ahora, ¿cuándo?

Y es que esta vez no tenemos excusa. No hay que echarse a la calle cuando hace frío y el ministro del Interior amenaza con el empleo de la fuerza. Ni hay que asistir a una interminable asamblea en la que reina la confusión. Y es que ni siquiera hace falta salir de casa. Basta con pulsar un interruptor: el de la luz. Y dejar la casa a oscuras durante una hora.

Aunque un solo apagón no va a resolver nada, sí puede servir para difundir la idea, para tomar conciencia de nuestra capacidad de hacer algo, de cambiar las cosas. En mi opinión habría que hacer un apagón semanal de media hora hasta conseguir que el mercado eléctrico se orientara hacia las necesidades de sus consumidores. Pero, bueno, por alguna medida hay que empezar.      

Más información sobre el apagón promovido por Facua en el siguiente enlace: https://www.facua.org/es/noticia.php?Id=8145

El hashtag de la iniciativa en twitter es: #Apagón30D


2 comentarios:

NADIE dijo...

Permítame en tal día como hoy ponerme algo cursi: Feliz año nuevo desde el Titanic, Gatopando.

Il Gatopando dijo...

Si al menos la orquesta no desafinara... Aún así,!brindemos con un buen "Joyce on the rocks"!