domingo, enero 26, 2014

Old Man, Love

Llevo ya unos días con esta canción en la cabeza. Pertenece a uno de los discos clave en la historia de la música pop: Forever Changes, del grupo californiano Love. Fue creada por Bryan Maclean, escudero -o contraparte- del líder Arthur Lee en materia de composición.

La canción la conozco desde hace muchos años. Lo único, que el significado y sentido de la misma cambia con el paso del tiempo. Siempre me había identificado con el protagonista de la canción pero poco a poco la perspectiva cambia y ya me empiezo a preguntar si ese "old man" acaso no seré yo.





Conocí a un hombre una vez
que había estado en todas partes
me entregó una pequeña bola de marfil
dijo que me haría bien
nunca pensé que lo haría hasta
que empecé a quererte

Querido anciano
que lo había visto ya casi todo
me dio un buen consejo
dijo que me ayudaría
no lo supe de verdad hasta
que empecé a quererte

Ahora parece
que las cosas no son tan extrañas
puedo ver con mayor claridad
de pronto he encontrado mi camino
sé que el anciano se reiría
habló del amor en días más dulces
y en su modo elocuente
pensé que hablaba de ti
eres tan adorable
que no hace falta que digas nada

Pero recuerdo a aquel anciano
contándome que había visto la luz
me entregó un pequeño libro forrado en cuero
insistió en que tenía razón
le escuché apenas
hasta que te escuché murmurar
y te alcé en brazos

Querido anciano
sabio anciano
buen anciano, ahora

3 comentarios:

Blue dijo...

Pues este Old man no lo conocía. Muy suavecito. Mis dos favoritos son el de Neil Young y el Ol' man river en version de Ray Charles.

Si, va cambiando la perspectiva, pero nunca se sabe.

Saludos.

Rafa él dijo...

Amigo Gatopando, creo (tal vez como tú), que todos somos en parte ese anciano, en parte el (afortunado) enamorado... al menos, si se es consciente de ello: esa es la paradoja, pues somos uno, y los dos.
Abrazo.

Il Gatopando dijo...

Sí, Blue, pensé en incluir también la composición de Neil Young, como contraste. Me gusta mucho. Al final no lo hice.

Y en efecto, Rafa él, lo mejor será pensar que uno es un poco una mezcla de ambos.

Saludos y abrazos.