domingo, marzo 23, 2014

5 reflexiones ante la muerte de Adolfo Suárez


¿acaso no debería darnos que pensar que el hombre que protagonizó la Transición acabara perdiendo la memoria?, ¿cabe una metáfora más literal respecto a la trayectoria del país?

no hemos visto a un Suárez ex-presidente ejerciendo de consejero de grandes empresas del Ibex, ni del Consejo de Estado, a un Suárez que se posiciona ante asuntos propios del posterior curso de los acontecimientos; ello ha contribuido también a que su aura no sufra desgaste y a evitarse la presencia de un personaje potencialmente muy incómodo

a ese hombre al que todos abandonaron hasta hacerle callar ahora, en la hora de su muerte, le crecen los ventrílocuos

el papel que parece destinarle la historia oficial es el de héroe épico de la Transición -casi un mártir-, cuyo cruel sacrificio político y humano fue el peaje político a pagar por el país para poder circular por la autopista de la libertad

son muchos los ciudadanos que, no obstante, siguen viajando -por necesidad o como opción- por carreteras secundarias



5 comentarios:

Blue dijo...

Muchas veces me he preguntado qué opinaría de la situación actual en la que estamos si pudiera enterarse.

Creo que en el tiempo que fue presidente se hubiera quemado cualquier otro, fuera quien fuera. Al menos tuvo la dignidad de dimitir cuando creyó que estorbaba.

Saludos.

Il Gatopando dijo...

Sí, Blue, otra reflexión a añadir sería la caída progresiva en la calidad y capacidad de los líderes que le sucedieron. Quizás sea lo que hoy, en retrospectiva, hace a Suárez grande.

Octavio dijo...

Realmente hay que reconocer el valor de su actuación el aquellos complicados momentos. El mérito de su gestión es indiscutible.
Y si a todo ello sumamos - aunque parezca frívolo-
su "fair play", cualquier comparación con sus colegas posteriores es mísera ficción.
Cuán bajo han ido cayenedo todos, uno tras otro !

Afectuosos saludos .

M.T. dijo...

Permitan que me ponga estupenda, pero es que -de verdad- la muerte de Suárez me da bastante igual. Hace décadas que murió. Lo que me parece vergonzoso es que la muerte de un hombre solape la noticia de la marcha de miles y miles sobre las calles de Madrid clamando por los derechos de millones.

Pero siguiendo con Suárez, les dejo un chistecito que me han pasado: "¿algún sociolingüista de guardia puede explicar por qué Suárez y Félix Rodríguez de la Fuente hablaban exactamente igual?"

NADIE dijo...

Acierta en lo de los ventrílocuos. Aun así, incluso ante hechos como este, tan dados a panegíricos y hagiografías, no deja de sorprenderme esta construcción del mito Suárez años ha ya en marcha, una construcción, en líneas generales- tan embustera como interesada e hipócrita.