domingo, noviembre 02, 2014

Blue

se preguntaba si no habría saciado ya su apetito por las nubes,
a veces temía tenerlas ya todas

aún así de tarde en tarde volvía a probar,
se consolaba encontrando, aunque fuera, leves matices


dedicado a Blue

4 comentarios:

NADIE dijo...

Hermosa entrada, especialmente para todos aquellos que solemos estar en las nubes. ¡Qué curioso! A usted le ha dado hoy por el azul y a mí, en mi propia bitácora, por el rojo. ¡Ni que fuéramos los Beatles! Un cordial saludo.

Il Gatopando dijo...

no, Nadie, no somos los Beatles pero igual pasaríamos toda la vida intentándolo.

Red, había un disco de King Crimson...

Rafa él dijo...

Los matices de los colores, creo que deben ser infinitos... si no lo son, deberíamos creerlo: es bonito vivir "en las nubes", aunque aquí abajo se desmorone (infinitamente) todo: Total, está todo el pescado vendido ya...

Raroabrazo.

Blue dijo...

Muchas gracias, Gatopando, qué sorpresa.

A veces bajo, unas veces porque me llaman y otras porque lo necesito, como todo el mundo, pero tengo que reconocer que un poco separada del suelo me encuentro mejor.

La foto, fantástica, casi un cuadro abstracto en azul prusia. La verdad es que no hay color más bonito. Creo.
;-)
Un abrazo y gracias de nuevo.