viernes, marzo 06, 2015

No fallaba


En la celebración de sus enfados,
no fallaba,
siempre se quedaba hasta el final,
siempre era el último en marcharse.

2 comentarios:

NADIE dijo...

No hay nada más adictivo que un buen enfado. Asimismo, tampoco hay situación o sustancia que produzca peores y más largas resacas.

Rafa él dijo...

Yo cuando presiento que me enfadaré, me acuerdo de una frase: " Me marché antes de que llegara. Cuando llegué, me había marchado ya…"
Es mi mantra, y nunca he de enfrentarme a un buen enfado...

Raroabrazo.