lunes, mayo 21, 2018

me importan




4 comentarios:

Bricd dijo...

De lo qué sea, ya somos dos...

Anónimo dijo...

Pues no les veo yo como sinónimo de poca cosa despreciativa.

Tan lustrosos y rozagantes, más bien me parecen un ejemplo a seguir.

Y además, ecológico.

nadie dijo...

Pues a mí también me encantan, sean del color y la forma que sean, italianos, de Padrón, chiles, etc. Por cierto, la imagen de su entrada se presta a otra traducción en Cataluña: "amb un parell de pebrots", fácil de traducir al castellano con solo cambiar "pimientos" por "huevos". Un cordial saludo.

Il Gatopando dijo...

Buenas noticias: ante las favorables reacciones a la entrada tengo el gusto de anunciar que mis abogados han iniciado los trámites legales para constituir la Green Pepper Appreciation Society. Será un poco como la Comisión ésa de la Marca España -esperemos que con mayor visión y efectividad- pero centrada en el Pimiento.

Ya hemos contactado con el ex-ministro Pimentel y acordado que si su horizonte legal queda despejado -tiene pendiente una imputación por un viejo asunto pero de poca relevancia, según nos ha asegurado- será nombrado Alto Comisionado.

Saludos