miércoles, julio 11, 2018

Hablar en la cama / Talking in bed



Philip Larkin

2 comentarios:

Bricd dijo...

La incomunicación, y el aburrimiento, precede al sueño...de pesadilla
La dialéctica nocturna, aunque sea "hasta mañana", sinónimo de "buenos días", es remanente de que algo queda.

No dejemos que se nos despierte la inverbalidad constante porque nos sobran ya las palabras al no tenernos qué decir. Y durmamos con el marrullo de la *calidez de voz poco antes del próximo ronquido.

A veces el cansancio matutino sospecha si me dijiste algo antes de cerrar los ojos o si por morfeo lo soñé contigo en diálogo cerrado al caer la noche.

[*También, tu aliento]


:)´Salud·2

nadie dijo...

Esa soledad se hace aún más lunar cuando uno se desvela en plena madrugada y comprueba cuanto se ha acrecentado aquella a pesar de dormir acompañado (o precisamente en virtud de eso). Un cordial saludo.