jueves, octubre 11, 2012

Intento de suicidio de la marca España

Coincidiendo con el anuncio de la rebaja de la calificación de la deuda española por parte de las agencias de rating igualándola al nivel del bono basura, la marca España cometió un intento de suicidio la pasada madrugada tras ingerir una dosis excesiva de alcohol y barbitúricos.

El suceso tuvo lugar en la suite del exclusivo hotel marbellí en el que la marca España disfrutaba de unos días de descanso tras la agotadora gira que la había llevado a visitar las más grandes capitales del mundo.

La marca España permanece ingresada con pronóstico reservado en la unidad de vigilancia intensiva de un hospital malagueño. Aunque los médicos no temen por su vida no se descarta que sufra secuelas duraderas como consecuencia del trágico suceso.

Se descarta, por tanto, su presencia en los actos conmemorativos que tendrán lugar mañana viernes con motivo de la celebración del Día de la Hispanidad.   

Lamentos de Secano Press




4 comentarios:

Inma dijo...

muchas gracias, me has hecho reir y mira que está la cosa mal como para reirse mucho...
En noviembre se dará nuevo parte facultativo y se espera a que no haya que pasar a quirófano.
saludos y buen puente, sin desfile...of course

CARLOS dijo...

Una buena bandera lo tapa todo... (El Roto)

Il Gatopando dijo...

Los capitostes insisten que esto o lo otro -las protestas, las manifestaciones, las huelgas, la violencia en la que obligamos a incurrir a las fuerzas del orden, los anhelos separatistas- es malo para la marca España, como si algo así fuera una razón de peso.

Lo que es a mí me hacen sentir como si fuera un granito de polvo metido en la caja de un detergente que hay que promocionar.

Y no nos engañemos, el detergente en cuestión deja mucho que desear: lava fatal y estropea la ropa. Los propios polvitos lo sabemos mejor que nadie.

Los encargados de la producción y de la promoción, como suele ser habitual en estos casos, acaban por creerse sus propios cuentos chinos, y si no fingen como que lo hacen.

CARLOS dijo...

Buen simil.
Nadie nos comprará el detergente, porque los que nos tienen atrapados lo que quieren es la fábrica.
Si fueramos una explotacion ganadera de leche podríamos decir que no están ordeñando hasta dejarnos secos... luego se harán con la fábrica para hacer hamburguesas con nosotros las pobriñas vacas lecheras.