martes, abril 23, 2013

Signo de progreso

!Hay que ver lo cutres que eran nuestros abuelos, que se veían forzados a emigrar en lugar de a moverse exteriormente como nos pasa a sus nietos!

6 comentarios:

Rafa él dijo...

Cuando escucho hablar al os refinados de la clase política que nos (eso dicen ellos, eso nos quieren hacer creer)gobierna, siento náuseas y un asquito atroz, al punto del vómito.

Abrazo.

NADIE dijo...

Hombre, dónde va a parar, es que no es lo mismo "moverse exteriormente" con un trolley, que no emigrar con esa jodida maleta destrozarriñones de los cutres de nuestros abuelos...

Rita Rojo dijo...

La diferencia está en un sólo detalle, como apunta Nadie, las maletas de ahora no son las de antes. Además de ir llenas de master y titulos universitarios, van cargadas de las mismas desilusiones.
saludos

larser 1 dijo...

Tengo un solo deseo : morirme.

Schiaffino dijo...

Bueno, sin acritud, la Unión Europea esta para eso, aquí no se emigra de un estado miembro a otro, se hace uso de la libre circulación de trabajadores... Yo soy hijo de emigrantes, y que no me comparen lo que hacían mis padres y abuelos a lo que hacemos los jóvenes (aunque a más de uno viajar en Ryanair le resulte aterrador, no son trenes de madera...) Saludos, pijos míos

Il Gatopando dijo...

Parece que algún comentarista precisa que se le repase el significado del término emigrar; según el diccionario de la RAE dice así: Dejar o abandonar una persona, familia o pueblo su propio país con ánimo de establecerse en el extranjero. Ausentarse temporalmente del propio país para hacer en otro determinadas faenas. Y por extensión, abandonar la residencia habitual del propio país, en busca de mejores medios de vida.

Ahora que me convenzan de que es necesario inventarse o aplicar un término distinto a fin de definir la realidad que hoy afecta a miles y miles de nuestros compatriotas.

En la misma línea, hoy nos felicitaríamos porque los racistas hayan desparecido de la faz de la Tierra y hoy haya solo xenófobos. !Qué gran avance de la humanidad!

Por último, Schiaffino, no juzgues ni califiques a personas que no conoces. Es la mejor manera de pillarse los dedos. A lo mejor han tenido una experiencia emigratoria y conocen la realidad de la misma mucho mejor que tú mismo.