sábado, mayo 18, 2013

Pedagogía urbana / Urban Pedagogy

Me pidió un hueso pero no llevaba ninguno encima. Traté entonces de animarle diciéndole que la prima de riesgo había bajado de los 300 puntos básicos y que en la última subasta del Tesoro español se habían superado las expectativas colocándose dos mil millones de deuda más de los inicialmente previstos. Justo entonces empezó a gruñir y a enseñarme los dientes, así es que opté por marcharme.  



He asked me for a bone but I carried none with me. Then I tried to lift his spirits telling that the risk premium had just fallen from 300 basic points and that expectations had been exceeded in the last auction of the Spanish Treasury by putting two billion more debt than was originally envisaged. Just then he began to grunt and to teach me the teeth, so I chose to leave.

4 comentarios:

Boris dijo...

Son unos vagos, solo les interesa sacarte la pasta sin dar ni golpe y vivir del cuento, chuchoflautas !

Rafa él dijo...

Tal vez no te habría gruñido, si le hubiese contado que la ministra de Trabajo fátima Báñez, va camino del Rocío a evidenciar sus perspectivas sobre la recuperación económica y mejora laboral; eso sí, como dios manda y previo pacto con la virgencita...

Saludos cordiales.

Blue dijo...

Parece un perro pero seguro que es muy humano.
;-)

NADIE dijo...

Fino, fino ha andado hoy, y certero como siempre. Pero esos, hasta que no pierdan alguna elección, a lo suyo, con sus balances ajenos a la realidad de cada uno.