martes, diciembre 29, 2015

Metáfora

En lugar de concienciar a los telespectadores sobre el problema de la contaminación o el del cambio climático, a los cuales se refieren siempre de la forma más aséptica posible como si se tratara de procesos inevitables equiparables al advenimiento de una borrasca o a la formación de un anticiclón, los hombres/mujeres del tiempo en la televisión emplean su ascendencia sobre el telespectador, ganada día a día gracias a sus pronósticos meteorológicos, para tratar de encasquetarle bonos del BBVA o I-Phones de última generación.

Es una metáfora del estado de cosas que explica por qué la sociedad actual no se halla en condiciones de velar por su propia subsistencia.




2 comentarios:

NADIE dijo...

Dejé de ver noticiarios el día en que me di cuenta de que la mitad del tiempo dedicado a la información eran deportes y previsión meteorológica. Si a ello unimos el aburrido jueguecito de noticia->opinión de la oposición->contraopinión del Gobierno, resultaba una hora diaria (o más) que bien se podía dedicar a aquello que, salvo onomástica ineludible, brillaba por su ausencia: la literatura, las artes, la filosofía, etc. Un cordial saludo y buena entrada de año.

Blue dijo...

El tiempo hay que verlo por la ventana. No falla.
Feliz 2016, Gatopando.