sábado, octubre 06, 2018

la palabra

Hubo un tiempo en que la palabra infundía respeto, más aún si era escrita porque entonces
equivalía a la verdad.




There was a time when words instilled respect, even more if written because then they meant truth.

4 comentarios:

nadie dijo...

Hace tiempo que el término palabra, al menos en una de las acepciones, es indistinguible de aquellos principios de Groucho Marx. Quizá mejor el silencio, a ser posible con el eco de algún buen tema de Miles o Monk. Un cordial saludo.

larser dijo...

" Nos queda la balabra ", cantaba Paco Ibáñez. Aprovechémosla, sin desperdicio.

Estas esculturas animan a ello desde el respeto que transmiten.

Bricd dijo...

Al respecto de la palabra, no me infunden nada

Il Gatopando dijo...

Llaman la atención estas esculturas porque sus equivalentes hoy, en lugar de palabras, señalarían números, no en libros sino en pantallas: la previsión de déficit, de crecimiento del Producto Interior Bruto, la tasa de inflación interanual, de paro, la estimación de deuda pública, la tasa de interés, el euríbor, etc, etc, etc.


Los monjes de ayer son los economistas hoy, y las finanzas la teología del siglo XXI.